acción contra el hambre, donar, hacienda, lactancia materna, ong, renta, teta

Ayudando a la lactancia materna. Acción contra el hambre

Das el pecho, y a tu alrededor escuchas comentarios que cuestionan esa decisión. “¿Será suficiente? ¿No deberías darle algún complemento?” “Si le dieras un biberón, dormiría toda la noche” “¿Otra vez comiendo?, eso es que se queda con hambre” “A partir de los seis meses la leche ya no es buena” Y así una y otra vez. 
Desde el balcón oigo una conversación, empiezan hablando sobre quién se debe quedar al cuidado de los niños en casa y la conversación deriva en el tema de la lactancia. Sorprendentemente, el hombre es quien la defiende más, las dos mujeres con sus comentarios, dejan entrever que la información sobre el tema es más bien escasa o muy justa. Lo peor de todo es que por los comentarios, parece que todos son padres/madres. Ellas argumentan que no siempre se tiene leche, que es muy esclavo y que el biberón alimenta igual de bien, que el padre bien puede quedarse desde el principio al cuidado del bebé en caso de darle biberón, que la teta sólo esclaviza a la mujer y la aleja del mundo laboral. El hombre les dice que el pecho es mejor que el biberón y ellas siguen a lo suyo, diciendo que muchas veces la leche no sale del pecho…
Y la última situación, una chica embarazada, a la que tristemente, en los cursos preparto parecen haberle explicado las cosas a medias, y ha entendido que el bebé debe comer cada tres horas y que por la noche duerme de un tirón y no come. Que te cuenta la historia de fulanita que dejó de tener leche de la noche a la mañana cuando su hijo tenía tres meses. O la historia de otra cuyo bebé rechazaba el pecho ya desde el hospital…lo peor de todo es que, aunque yo le intente explicar algo, son más voces las que le dicen lo contrario, y no me cree.
Diferentes situaciones con una inevitable consecuencia: hacer dudar. Con tanto comentario en contra alrededor, empiezas a dudar, dudas si dar el pecho a tu hijo será lo mejor, si no te estarás empeñando en algo pudiendo hacerlo todo más “fácil” con un biberón, si tal vez por tu culpa, tu bebé esté pasando hambre o no esté creciendo como debiera. En defnitiva, dudas si lo estarás haciendo mal.
Ahora, imagina otra situación, otro país, otras personas. Imagina que eres una madre en Sahel, que tu región lleva mucho tiempo sufriendo sequía, que existen innumerables situaciones de conflicto, hambre…imagina todo eso, ¿no tendrías miedo? miedo a no poder alimentar a tu bebé. Y quizás sucumbirías a la tentación de darle un biberón, creyendo que de este modo sabrías cuanto come, y que de esta forma te aseguraría que se alimenta…¡error! En muchas ocasiones, el agua con el que se limpian esos biberones o con el que se rellenan, no es saludable. Otras veces, con el fin de que la leche en polvo cunda más de sí, no se respeta la relación entre polvo/agua con el fin de que llegue para más días, dando como resultado una leche demasiado aguada que en realidad no está alimentando al bebé como debiera…
Es por ello, que la lactancia materna en esta región es fundamental, y  Acción Contra el Hambre está recaudando fondos para promover la lactancia, lo hará mediante estas acciones:
– Promoción de la lactancia exclusiva hasta los 6 meses de edad.
– Mantener la lactancia materna incluso cuando el niño esté enfermo.
– Mantener la lactancia materna tras estrés post-traumático.
– Desterrar prejuicios sobre la lactancia.

Madresfera nos propuso hace unas semanas ayudar a esta ONG en esta labor, y se crearon diferentes grupos con un mismo fin: recaudar fondos para esta buena causa. Yo pertenezco a uno de estos grupos, estoy en TetaVShambre, liderado por Alejandra, de La aventura de mi embarazo.

Si queréis ayudando haciendo vuestra aportación, podéis hacerlo en el siguiente enlace, se puede donar desde 5€ y como explica muy bien Alejandra en su post, si donáis dinero, el año que viene podréis desgravarlo en la recaudación de Hacienda, con lo que si donáis 5€, como se devuelve el 75% de lo donado, en realidad habréis desembolsado únicamente 1,25€…¿qué? ¿os animáis a ayudar a los más pequeños?

Estad atentos a las redes, porque poco a poco iremos desvelándoos todas las sorpresas que os tenemos preparadas…

Dime qué piensas!