Poco a poco hemos de ir pensando en las cosas que ya tenemos para el bebé, las que ya teníamos del pequeñajo y las que hemos ido comprando para el nuevo bebé. Una de esas cosas que usamos y mucho con el pequeñajo, fue una minicuna. Reconozco que antes de que naciera, creíamos que lo de la minicuna era un gasto extra que además era evitable, pero una vez nació, descubrimos lo equivocados que estábamos. El pequeñajo apenas dormía, y en la cuna aún menos. Por suerte, alguien debió de apiadarse de nosotros y decidió dejarnos una minicuna, donde el pequeñajo dormía algo. La minicuna hizo que de no dormir absolutamente nada, pasara a dormir algo..quizás se sintiera perdido en la inmensidad de la cuna, no lo sé.

Una vez dejamos de necesitarla, devolvimos la minicuna a sus dueños. Pero claro, ahora, dentro de unos meses, nacerá el bebé, y creemos que esta vez no nos vamos a arriesgar a que tampoco pueda dormir en la cuna, y apostaremos por que duerma en una minicuna desde el principio.

Así que aquí estamos, buscando minicunas, sopesando modelos y mirando pros y contras de cada uno..por cierto, si alguien tiene experiencia en este tipo de cunas, le agradeceríamos que nos diera su opinión, y si sabéis de algún sitio donde se puedan adquirir a buen precio…por favor! no dudéis en decírnoslo! No nos importa que sea un sitio donde vendan de segunda mano.

Una opción son las minicunas con las que se puede hacer colecho.

Y he dejado para el final la que, de momento, es la que más nos ha gustado, por su diseño moderno, y por la calidad de sus materiales, la minicuna de BabyBjörn

Pin It on Pinterest