Calladitos estáis más monos: ¿Todavía no…?

Hace unas semanas os contaba en este post que iba a comenzar una nueva serie de posts en los que iba a ir contándoos sobre esos comentarios que realiza la gente sin pensar demasiado antes de abrir la boca, en aquella ocasión se trataba sólo de una persona, pero como esta vez es algo que suelen decir bastantes personas, he decidido cambiar el titulo por el plural.
Hace ya algunos meses, cuando el pequeñajo era más pequeño, no dejaba de oír aquello de: “¿Todavía no tiene dientes?” ” ¿Todavía no sabe andar?” acompañado siempre del susodicho: “Pues mi hijo…” “Pues mi nieto…” Pues, pues, pues…y lo peor “¿Y es normal?, ¿habéis consultado al médico? ¿el médico que os ha dicho?”
Y bueno, sí, ante tanta insistencia, en una de las revisiones del pediatra, le pregunté por ambas cosas, el padre de la criatura ya se estaba dejando embaucar por esos miles de comentarios, ya empezaba a creerse que al niño le pasaba algo malo, el pobre tenía que oír lo mismo cada semana de boca de las mismas personas. Así que pregunté, a pesar de saber que el niño estaba perfecto, pregunté, sólo para poder darle al padre una respuesta más científica y rigurosa que le inmunizara ante los comentarios. ¿Queréis saber las respuestas? (Aunque seguro que ya las intuís)
– Dientes: A todos los niños les salen los dientes. Sólo hay un grupo de personas a las que no les saldrán, tienen un problema genético por el cual no les salen dientes, pero como es eso, genético, ya se sabe de antemano que nunca tendrán dientes.
– Andar: Sólo hay que empezar a preocuparse y a mirar si realmente existe algún impedimento para que camine, si a los 15 meses no se ha puesto nunca de pies y si a los 18 meses no ha dado ningún paso nunca, ni siquiera apoyándose en las cosas.
Vamos, que mi hijo era lo más normal del mundo.
Bien, pues resulta, que alguna de esas personas que en su momento nos dijeron esto, tiempo después se hallaron en la misma situación, vamos, que su hija no comenzó a andar hasta que tuvo el mismo tiempo que el nuestro cuando comenzó a caminar. Y a su hija, le empezaron a salir los dientes, no a los 6 meses como ellos creían que les salían a todos los niños, sino a los 10, pero es que encima tuvieron la cara de decirnos: “Ya pensaba que le iban a salir tan tarde como al vuestro, menos mal que le han empezado a salir ya”
¿Y? ¿Es mejor que salgan antes los dientes? ¿Hay algún motivo para ello? Nuestro pequeñajo comía solidos sin tener ni un sólo diente; no tuvo ningún problema para ello, lo masticaba con las encias. De hecho, su hija, ha empezado a comer solidos mucho más tarde que el nuestro, aún teniendo más dientes que él, con casi dos años, la niña no come más solido que pan o galletas.
Y en cuanto a lo de andar, nunca nos volvieron a comentar nada más, pero vamos, que es mejor no decir nada a nadie porque luego te puede pasar a ti mismo igual.

Dime qué piensas!