Cuando recibí la propuesta de SM para reseñar “Chocolate infinito” no pude resistirme a pedirles un ejemplar.

A Paula le gusta mucho la Navidad, pero este año son unas Navidades raras pues sus padres se van de viaje y la dejan con sus abuelos. Paula pasa el tiempo pensando qué cinco cosas pedirá a los Reyes Magos, y cuando llega ese día y se despierta, sus padres han vuelto de viaje con una hermanita para ella. Un tierno álbum ilustrado para leer en familia.

Esta reseña que leéis encima de estas líneas, me cautivó, porque me sentí tremendamente identificada con ella. Mi pequeñajo también recibió un año un hermanito como regalo de navidad, y sigo creyendo que es el mejor regalo que un niño podría tener, espero que según vayan creciendo, él también lo crea.   Es por ello que pensé que el libro parecía escrito específicamente para nosotros, aunque después, al leerlo, existen ligeras diferencias respecto a nuestra propia historia. En el caso de “Chocolate infinito” los padres de Paula regresan a casa con una hermanita algo mayor que un recién nacido y es que este libro trata también sobre la adopción.

Sinceramente, es el primer libro que conozco que trata esta temática y me ha encantado. Me parece perfecto para explicar a los niños que van a tener un nuevo hermano o para aquellos niños que son adoptados. Es un libro que habla de amor, de familia, de la alegría de tener hermanos, de la esperanza e ilusión de tener un hijo, de deseos cumplidos, realidades que superan esos deseos.

Dime qué piensas!