Tras toooodas las reseñas infantiles que he escrito últimamente, hoy os traigo una novela: Dispara, yo ya estoy muerto. Libro que me ha costado bastante terminar, la historia en sí es atractiva: el conflicto judío-árabe en Palestina. Pero se me hizo demasiado denso.

Marian viaja a Israel con el fin de escribir sobre la política de asentamientos, allí habla con la familia Zücker (judíos) y la familia Ziad (árabes), dos familias estrechamente relacionadas en el pasado que por los avatares de la vida, los sucesivos conflictos y guerras…separan sus caminos. Escuchará ambas versiones, si bien puede que ella en el fondo no sea tan objetiva como hace creer. Un final que no se hace del todo impredecible, gracias a las pequeñas pistas que la autora va diseminando a lo largo del libro.

Como ya he dicho al principio, la historia es interesante, a mí me ha ayudado a conocer más este conflicto del que tan poco conocía, sin embargo, la forma de redactarla se hace pesada. No he leído más de esta autora: Julia Navarro, por lo que quizás sea la manera en que ella escribe normalmente, no lo sé, ¿alguien que haya leído a esta escritora puede arrojar un poco de luz sobre el asunto?

Pin It on Pinterest