asperger, libros, literatura, literatura juvenil

El rastro brillante del caracol

Cuando leí la reseña del libro, me gustó, pensé que era una gran oportunidad para poder conocer un poco más el síndrome de Asperger, uno de tantos síndromes aún desconocidos. Me gustó la idea de poder informarme un poco más, de que el libro estuviera narrado desde la perspectiva de un chico Asperger, y quizás por eso, porque había puesto demasiadas expectativas en la historia y en la narrativa, me ha decepcionado, Esperaba más, mucho más, creo que era una historia, un argumento, una idea, que podría haber dado mucho más de sí. Una gran oportunidad de dar a conocer este síndrome que, para mí, ha sido desaprovechada, y es una verdadera lástima.
Quizás el problema ha sido que no era un libro como yo me esperaba, esperaba que estuviera enfocado al público adulto, y creo que en realidad está más enfocado al público adolescente-juvenil. Por la forma en que van sucediéndose las diferentes secuencias de la historia. por la forma en que está narrado..creo que es un libro que encaja más entre ese target de edad 16-20 años.

La trama. Sam es un chico Asperger de 16 años que vive con su hermana Iris (que es de gran ayuda a la hora de entender el mundo de la forma en la que lo ven el resto de las personas), su madre, y su padre, quien parece no haber aceptado aún la condición de Sam. Va al insituto, donde tan sólo tiene una amiga; María, que le hace el día a día algo más llevadero. En las clases ha de lidiar con Ivan, el profesor de filosofía, que no siente ninguna empatia por Sam, no le entiende ni tiene ganas de hacerlo. El papel de este profesor no me lo termino de creer, quizás porque me niego a hacerlo, me niego a aceptar que haya profesores con tan poca empatía hacia las personas diferentes, lo siento, no quiero creerlo. A Sam se le da bien la informática, como él dice, es un hacker de sombrero blanco, o lo que es lo mismo; lucha contra los troyanos y virus que circulan por la red. Esta habilidad suya le será muy util para enfrentarse  a alguno de los problemas que se le presentan en el libro.
Martina es una chica de 14 años a la que le apasiona la gimnasia rítmica, va a otro instituto diferente al de Sam, pero ambos se conocen en la biblioteca donde ambos acuden a estudiar. Y pasa lo que tiene que pasar, que se gustan, no sé, hablar de amor no me atrevo, ya que en la historia ninguno de los dos utiliza dicha palabra. Pero Martina tiene un problema del que ni siquiera es consciente, chatea en facebook con un chico al que no conoce en persona y poco a poco va tejiendo a su alrededor una trampa de la que le va a resultar un tanto complicado salir.
Otro de los problemas del libro: no sé si retrata del todo bien la manera de vivir y comunicarse de los adolescentes actuales, esa época me queda ya algo lejos y no tengo a mi alrededor personas en dicho período de edad, pero hay cosas que no veo muy creíbles. Las expresiones que utilizan, por ejemplo, no me casan con un adolescente de hoy. El hecho de que Martina y Clara se comuniquen por email, creo que no es muy probable que lo hicieran hoy en día donde whatsapp proporciona inmediatez a los mensajes…pequeños detalles que no me terminan de encajar pero que como no estoy puesta al día en la adolescencia actual no sé si son factibles o no.

0 Comments on “El rastro brillante del caracol

  1. Sí yo lo del e-mail tampoco lo veo…Teniendo Wasssap' Lo del profesor en cambio sí, no se a que nivel es poco empático porque no lo he leído pero igual que algunos se implican mucho otros pasan de todo. Y no estoy hablando concretamente de Asperger sio niños que puedan tener otro tipo de diferencias y se sagan de lo normal!! Leyendo tu reseña me han entrado ganas de leerlo , me lo apunto!!

Dime qué piensas!