Hay algo que he de confesar, un secreto que llevo algunas semanas guardando, más semanas de las que me hubiera gustado si he de ser sincera. Pero quería contarlo primero a mi mundo 1.0, mas a veces quedar parece ser misión imposible…incompatibilidad de horarios o de planes. He tardado mucho en poder desvelar el secreto en ese mundo 1.0.

Y es que…mi pequeñajo se convertirá en hermano mayor en diciembre! Estoy de 19 semanas, aún no sabemos si es niño o niña y ¿la verdad? nos da igual, el próximo lunes lo sabremos (o no, si no tenemos suerte y el bebé decide no enseñarnos sus intimidades) Si es niño…genial! porque al llevarse poco tiempo entre uno y otro, de este modo podrán llegar a ser grandes amigos y compañeros de juegos, que sí, que ya sé que un niño y una niña pueden jugar muy bien juntos, pero que si son dos niños estará muy bien. Y si es niña…genial también, y no por eso de la parejita, como todo el mundo se empeña en afirmar, sino porque una niña, ays! es que son taaan monas! jajaja

Ya os iré contando poco a poco cosillas sobre cómo lo voy llevando…de momento genial, aunque la semana pasada volví a tener nauseas! si es que soy muy rara!

Pin It on Pinterest