Mucho se ha escrito ya sobre cómo fomentar la lectura desde pequeños,  y si embargo,  pocas son las indicaciones o consejos que se ofrecen para estimular la lectura en niñoa más mayores, aquellos que ya saben leer o que incluso ya lo hacen desde hace varios años.
Hay veces que a pesar de nuestros ánimos e intentos, al niño o niña,  simplemente,  no le gusta la lectura.  Creo que esto tampoco es malo. Leer es bueno,  todos estamos de acuerdo en ello, pero acaso no lo es también el gusto por el arte, la pasión por la música,  el interés por algún deporte…Quizás va siendo hora de admitir que no a todo el mundo le tiene que gustar la lectura. Por lo tanto,  si a pesar de todos vuestros intentos vuestro hijo no cae rendido por los libros, lo único que os queda es aceptarlo, y confiar en que cuando sea más mayor descubra por sí mismo esta pasión. 
Quizás este no sea el consejo que esperabais leer, pero es la realidad,  y hay que evitar provocar un odio a los libros por culpa de nuestra tremenda insistencia porque les guste.
Una vez aclarado todo esto,  podéis continuar leyendo este post, quizás algo de lo que os cuento en él os sea de utilidad.
Muchas veces nos empeñamos en que lean novelas en formato mini, adecuadas a su edad, claro está.  Sin comprender que leer es mucho más que leer novelas.  Leer también consiste en leer libros de conocimiento,  que hablen de un viaje o de arquitectura,  revistas,  periódicos. ..
Cuando hablamos de deporte,  por ejemplo,  cuando queremos que a nuestros hijos les guste, no nos centramos exclusivamente en uno sólo sino que les dejamos que vayan probando varios; fútbol,  baloncesto,  tenis, atletismo,  natación, aerobic..hasta que den con el que les guste.
Con la lectura pasa lo mismo.  Tienen que probar hasta dar con lo que les convezca. Hay que dejarles claro que leer no es una obligación sino un pasatiempo.  Que no lo asocien sólo con el colegio sino con el tiempo libre.  Cuando encuentren ese libro que les envuelva y enganche, en ese momento,  habrán descubierto el placer por la lectura y querrán leer el libro por ellos mismos,  sin que nadie les indique que deben hacerlo.

Pin It on Pinterest