La importancia de no olvidarse de una misma, el seguir cuidándose y mimándose después de ser madre. A veces es tan complicado encontrar un hueco en la vorágine del día a día para dedicárselo a una misma. Nos olvidamos de que nosotras también necesitamos cuidarnos, y nos centramos en los demás. En los niños, en la casa, en el trabajo…en las mil y un cosas que cruzan nuestra mente. y nosotras siempre nos ponemos en último lugar en la lista de quehaceres, y como suele suceder en estos casos, nunca se llega hasta la última tarea de la lista porque siempre van apareciendo más y más cosas que hacer por el camino. ¿O acaso soy la única a la que le pasa?

Por eso, cuando desde Madresfera nos propusieron probar unos productos de Mary Kay decidí apuntarme, por si tenía suerte y aceptaban mi participación en la campaña. Porque esto podría servirme como pretexto para cuidarme un poquito, un poquito nada más, que ya va siendo hora de sacar algún hueco para poder dedicármelo a mí misma. Y tuve suerte, porque me aceptaron, y he podido probar varios de sus productos, de los que a continuación cuento mis impresiones.

  • Lapiz de labios gel semimate: Voy a ser la nota discordante en este caso, en todas partes solo oigo maravillas sobre ello y yo, como siempre, tengo que llevar la contraria. El tono no es el que yo habría escogido, yo soy más de rosas, tonos tanto naturales como más llamativos, pero rosas en toda su gama. Y el acabado, si bien es lo que se lleva hoy en día, el acabado mate no termina de convencerme, creo que me quedé anclada en el pasado, en un pasado en el que se llevaban los labios con brillo. Como he comentado antes, no soy de maquillarme demasiado, y quizás por ese motivo no esté al día de lo que se lleva en cuanto a maquillaje se refiere. No me entendáis mal, es un color bonito, la textura es agradable, pero no es lo que yo compraría, pero posiblemente tenga que ver con eso, con que realmente yo estoy algo desfasada en esto. Lo que sí me ha gustado mucho es su durabilidad. Me gusta que dure tanto, sin llegar a ser un permanente, creo que su semipermanentibiidad es más que aceptable, dura bastante, lo cual es de agradecer, aplicarlo y olvidarte de ello, sin tener que estar continuamente retocándolo. EL tono que nos han enviado ha sido el de “crushed berry”, y mirando su catalogo, he visto uno que me ha encantado: “powerful pink”, ¿qué opináis? ¿qué tipo de colores son los que más os gustan?
  • Set manos de seda Satin hands Té blanco y cítricos . Simplemente me ha encantado. Una asesora de Mary Kay ya me había mostrado un tratamiento parecido hace algún tiempo, y entonces también me enamoró el resultado, No sé si eran los mismos productos o parecidos, pero la verdad es que entonces y ahora aluciné. Los pasos a seguir son sencillos, y no se tarda mucho en hacerlo, lo cual, teniendo niños y mil cosas por hacer, es siempre una ventaja. Y el resultado son unas manos muy suaves y con un olor agradable. Es un tratamiento spa que puede realizarse una misma en su propia casa.
  • Desmaquillador de ojos líquido. No conocía yo los desmaquillantes bifásicos, y me ha parecido buena idea. ¿Qué son? es un desmaquillante en el que hay que mezclar las dos partes que lo componen antes de su utilización. El olor es agradable y es suave a la vez que eficaz. Me ha convencido también.

¿Conocéis esta marca? ¿La habéis probado?

Dime qué piensas!