reflexiones

Mi relación con los mensajeros

Lo mío con los mensajeros/empresas de mensajería no puede ser muy normal, es una relación muy extraña en la que ellos dan por hecho que voy a estar disponible para ellos las 24 horas del día. Que llamas porque hay una notificación en tu buzón? pues te dicen que sólo pueden entregarte a una determinada hora, y si no estás porque tienes la suerte de tener un trabajo, te dan la opción de llevártelo al trabajo…claro, lo más normal del mundo, si trabajase en una tienda, o fuera autónoma, o tuviera una empresa propia, por ejemplo, ya habría puesto desde un primer momento esa otra dirección de entrega, no? Pero hay trabajos en los que no se estila lo de recibir correspondencia o paquetes personales, creo que es algo lógico.

Entonces llega la opción de dejártelo en casa de algún vecino…y tú te quedas pensando en en quién tienes tanta confianza como para darle la chapa pidiéndole ese favor, y descubres que no hay nadie así, que no quieres obligar a nadie a pasarse la mañana en casa esperando un paquete que ni siquiera es para él destinado a una persona con la que se lleva bien por ser vecinos, pero ya, no te une ninguna amistad ni lazo afectivo.

Más tarde llega la opción que más gracia me hace…¿y si lo vienes a recoger tú? claro, dejando a un lado el hecho de que no conduzco y las empresas de mensajería suelen estar apartadas de núcleos úrbanos y por tanto de medios de transporte públicos, está el hecho, ese minúsculo detalle que es que he pagado porque me lo traigan a mi casa.

Pero lo que más rabia me da es cuando te dicen que te lo traerán a lo largo de la mañana y resulta que después de haber estado recluída tooooda la mañana entre las cuatro paredes de tu hogar, con un bebé que reclama el aire libre, aparecen a las cuatro de la tarde, hora a la que, por cierto, ese bebé está dormido y es despertado con el sonido de un timbre…

O cuando te aseguran que vendrán un día y luego ni aparecen, y llamas y te dicen que no lo han sacado a reparto ese día, que se les ha pasado! esto me ha pasado dos veces con la misma empresa…

Luego están esos mensajeros que se creen con el derecho a echarte la bronca por no haber estado en casa cuando ellos vinieron, o los que dicen que llamaron al timbre y que no estabas cuando sí que estabas, o los que le dejan tu paquete a un vecino y a ti ni siquiera te dejan una nota para comunicártelo…con mensajeros y empresas así, te dan ganas de no comprar en las tiendas online que trabajan con ellos y optar por hacerlo con esas tiendas que trabajan con los mensajeros decentes, que también los hay, seamos sinceros.

Pero lo peor de todo, ¿sabéis qué es? que si quiero comprar algo durante este mes de agosto, tendré que recurrir sí o sí a tiendas online que trabajen con empresas de mensajería, porque en agosto, Correos no trabaja aquí, bueno, sí que trabajan, reparten paquetes y traen las cartas, pero la oficina está cerrada, por lo que si en el momento en que traen el envío no estás en casa, tienes que desplazarte a otro pueblo a por ello…

¿Cómo es vuestra relación con los mensajeros, correos, y empresas de mensajería?

0 Comments on “Mi relación con los mensajeros

  1. Bueno, yo por lo general bastante bien porque tienen más o menos los horarios siempre iguales y ya me tienen fichada, pero cuando viene una empresa nueva a repartir…puf… y no llames para comprobar si te lo van a entregar en el día…

Dime qué piensas!