Mis reflexiones

Cuando estás embarazada todo el mundo se cree en derecho a opinar sobre tus decisiones o actos. Hay personas que incluso se creen con sabiduria y poder para cuestionar lo que te han recomendado los medicos.  Hay personas que creen ser expertos en todo y que en realidad, no saben de nada, porque a veces los años no son sinónimo de sabiduria.

He tenido un embarazo relativamente bueno, no puedo quejarme la verdad. No he sufrido demasiadas náuseas o vómitos, tan sólo esporadicamente las he tenido que soportar. Pero una tarde me encontré fatal, cosa que comía cosa que salía de nuevo, y la mañana siguiente lo mismo. Esa mañana, al preguntarme una persona qué tal me encontraba, respondí que muy mal, que devolvía todo lo que comía y me encontraba muy debil (lógico). Estaría de alrededor de 8 semanas, si no recuerdo mal. Más adelante, en torno a la semana 12 y hasta alrededor de la 20, seguí encontrándome mal, devolviendo una media de 2 a 3 veces por semana en cuanto me levantaba y después, al volver a casa del trabajo, pero cuando alguien me preguntaba siempre respondía que estaba bien…no sé, manias que tiene una… El caso es que la respuesta de esta persona cuando le dije que me encontraba mal fue : “Ya era hora.” ¿Perdona? ¿cómo que ya era hora? ¿se obligatorio encontrarse mal? Pues sí, para esta persona al parecer, sí lo es, porque más adelante cuando he dicho que estaba bien, no se le ha ocurrido otra cosa que decirme que si tan bien estaba a ver si iba a ser que el niño estaba mal, vamos que uno de los dos tiene que estar mal sí o sí.

Otra de las perlas que me dijo esta persona fue que tomara coca cola, al decirle que la coca cola era mala durante el embarazo por la cafeina, me dijo que cómo iba a ser mala, que se la daban hasta a los niños cuando están malos de la tripa…vamos que lo que yo tenía debía ser un virus y no un embarazo, porque si el remedio era el mismo.

En serio que creo que debe tener acciones en la Coca cola, porque a lo largo del embarazo me ha repetido lo menos 20 veces que ella, cuando estaba embarazada, sólo bebía coca cola…en fin, tengo mis dudas al respecto, más que nada por la epoca en la que ella estuvo embarazada, que sí, que sé que esta bebida lleva tiempo vendiéndose pero me parece a mi que antes no tenía tanto exito, no? supongo que se bebería y comercializaría en menor cantidad, no sé, que tengo mis reservas respecto a dicha afirmación.

Otro de los temas sobre los que me han llevado la contraria, ha sido la comida, si digo que no puedo comer jamón, la primera reacción es creer que no puedo comerlo porque me han puesto a dieta, lo siento pero no, he engordado poquito, pero no me han puesto ninguna dieta, como igual que siempre, misterios de la vida y de mi cuerpo…Cuando digo que no, que es algo que se le quita a todas las embarazadas, junto a productos caseros que no han pasado ningún tipo de control, o carne o pescado poco hecho…bueno, simplemente me responden que antiguamente se comía de todo y no pasaba nada…¿En serio? ¿cómo pueden estar tan seguros? ¿han leido algún estudio al respecto?

Uy, aunque este tipo de afirmaciones no sé ni por qué me sorprenden, ya que en una ocasión, fuimos mi marido y yo a comer junto a otra pareja, comimos un pollo comprado en uno de estos locales para llevar a casa, cuando volvimos a casa, tanto a mi marido como a mi nos dolía la tripa y la teníamos bastante revuelta. Al día siguiente, nos enteramos que el chico de la otra pareja también había estado mal la noche anterior, no nos enteramos por él, sino por esta tercera persona. Cuando dije que seguramente el pollo estaría mal, me contestó que eso es imposible, que nadie se pone malo por comer pollo, que por la comida no te pones malo.

Y por ultimo, tema alcohol, como todo el mundo creo que sabe, el alcohol es prejudicial en el embarazo…bueno, todo el mundo sabe menos algunas personas. Fuimos a una comida y una persona cuando me vio pidiendo agua (hay que recalcar que no me gusta el vino en general por lo que aún sin estar embarazada seguramente habría tomado también agua) me dijo que por qué no bebía vino, que el niño no se iba a emborrachar…Después nos fuimos a tomar los cafés y el resto a tomar su copita, pues el mismo señor me dijo que por qué no me tomaba yo también un patxaran, repitiéndome lo de que el niño no se iba a emborrachar…aggghhhh!!!!!!!!

Tengo que recalcar que todos estos comentarios no fueron dichos todos por la misma persona, sino por varias distintas…

¿A vosotras os ha pasado algo de este estilo?

0 thoughts on “Mis reflexiones

  1. La gente es pesada en general. Lo del alcohol le pasa mucho a las personas mayores. Yo opté por no discutir. Decir a todo que sí Sonriendo y hacer lo que yo creía.

    Lo del jamón y el embutido también era otra batalla… Que antes se comía de todo. Yo les contestaba que antes la mortalidad neonatas también era más alta.

    ¡Ánimo! Te quedan unos meses de consejos con la "mejor" intención.

  2. uff, es que no entiendo por qué discuten lo que te dicen los medicos! Bueno, de aguantar consejos sobre embarazo ya me queda poquito (mes y medio) pero después vendrán los consejos sobre cómo educar a mi hijo…

    Besos

  3. Me suena mucho. A mí me dieron ganas de estudiar, desde un punto de vista psicológico, qué extraña disfunción hay en la mentalidad colectiva para tratar a las embarazadas y nuevas madres como si fuesen totalmente infantiles e incapaces. A mí me daban incluso recomendaciones o alertas sobre mi forma de hacer ejercicio cuando soy instructora y he dado clase a muchas futuras mamis. Y quien me aconsejaba no me daba argumento alguno, era simplemente alertarme, asustarme, advertirme, y la mayor parte de las veces, recordarme todo lo que puede salir mal si acaso. Lo que te decía… digno de estudio sociológico o psicológico.

  4. Sí, eso es lo peor! que no saben dar argumentos a favor de sus "consejos" ni en contra de tus afirmaciones, dicen las cosas y punto! Algo que me fastidia también y mucho es la mania que tienen algunas personas de decir "lo importante es que venga bien" no, perdona, lo normal es que venga bien! lo raro es que pase algo, así que por qué pensar que va a pasar algo malo? Hay gente que parece que disfrute con las desgracias y con que pasen cosas malas! Como tú dices, habría que estudiarlo…Aún no he dado a luz, pero seguro que cuando tenga conmigo a mi niño, los consejos absurdos seguirán!

Dime qué piensas!