reflexiones

Postparto y lágrimas.

Estoy leyéndome un libro totalmente recomendable, aún voy pocas páginas, pero lo que llevo leído me está gustando mucho: Diario de una mamá pediatra. En cuanto lo acabe os lo reseño, para que sepáis cuál ha sido mi veredicto final.
Entre sus páginas he encontrado algo que me ha recordado el postparto de mi pequeñajo…la tristeza que me embargaba. Algo que creo nunca os he contado en el blog. Los días después de su nacimiento fueron duros, muy duros, agotadores. Cansancio físico y moral. Me dolía la espalda. Me dolían los puntos; menos mal que fueron pocos. No dormíamos apenas nada. Y además, tenía que estar constantemente oyendo comentarios y consejos que no pedía ni quería, y que además sólo hacían daño, aparte de ser realmente desafortunados. Había personas que querían tener un afán de protagonismo excesivo en esos momentos, y que me agotaban moralmente, no ayudaban, más bien desayudaban.
Y cuando estaba sola, yo lloraba, intentaba que no me viera nadie, lo hacía de noche, mientras daba el pecho, o mientras estaba en el baño, o en la ducha. Aún ahora se me escapan las lágrimas al recordarlo. Me sentía sola, y culpable. Porque creía que era un momento alegre que yo estaba ensuciando con mis lágrimas.
Ahora sé que es normal, que fue fruto de las hormonas (prolactina, oxitocina…seguramente más altas de lo habitual en mi caso, ya que mis contracciones fueron provocadas en su totalidad con prostaglandina y oxitocina, y además, ya desde antes de estar embarazada, mi prolactina estaba alta, cosas de hormonas, por lo que seguramente estos dos aspectos estaban disparados) y fruto del agotamiento. Pero en aquel momento no lo sabía.
En aquel momento tuve miedo, tenía miedo de estar pasando una depresión postparto. En esa época, yo estaba en un grupo de facebook, había compartido mi boda y embarazo con ellas, todas mis ilusiones, todos mis miedos e inquietudes. Y creí que podrían aconsejarme sobre la situación por la que estaba pasando, que me tranquilizarían, o que me apoyarían…pero no fue así. Menos un par de personas, el resto no me apoyó. Me llamaron egoísta, por no saber apreciar al bebé que había tenido, por no pensar en todas esas chicas que estaban buscando un embarazo y no lo conseguían, me llamaron exagerada, victimista…en ese momento, en el que yo lo que necesitaba era apoyo, me sentí incomprendida, me atacaron, varias personas contra mí. Yo sólo necesitaba saber que aquello que estaba sintiendo, por lo que estaba pasando, era normal, que no era síntoma de ninguna depresión…pero no me entendieron. Me llegaron a decir que sólo quería oír aquello que quería. Obviamente, me fui, dejé aquel grupo en el que al parecer tantas animadversiones despertaba. Porque algunas de aquellas chicas, aprovecharon esos momentos, unos momentos en los que yo me encontraba realmente mal, para atacarme, para sacarme aquello que ellas creían mis fallos y errores, y cuando yo intentaba defenderme, me atacaban con más rabia y odio. Descubrí que no todos los que consideras amigos lo son, que hay muchas personas que parecen apoyarte cuando lo único que hacen es esperar el momento en el que estés débil para poder atacarte. Una vez más en mi vida, me di cuenta de aquella triste realidad.
Así que, así estaba, alicaída por la bomba de hormonas que inundaban mi cuerpo, por el agobio que me producían algunas personas, y sin ningún apoyo moral.  Pero salí de aquello, poco a poco la situación fue a mejor, me apoyé en quien me tenía que apoyar y salí de aquello.
¿Por qué escribo ahora esto? Porque quiero que si alguna otra persona se haya en la misma situación que yo me encontraba, sepa que es normal, que no es un bicho raro, que es una fase normal del postparto, pero que si ve que pasan los días y aquello no mejora, debe acudir al médico y contárselo, que pida ayuda y esté tranquila, todo pasa, todo llega.

0 Comments on “Postparto y lágrimas.

  1. Como me gusta leerte!
    Yo también pasé momentos parecidos después de que nacieran mis pequeños. Sintiéndome mal, culpable…. sola.
    Cuesta tanto encontrar quien te comprenda y apoye!!!
    Que lástima lo del grupo ese de facebook….hay gente que en lugar de ayudarte a levantar el vuelo te hunde en la miseria.
    Tiene que haver de todo en el mundo… tal vez algún día sr vean en situación similar y se arrepientan de sus palabras.
    Un beso

  2. Hola! Me alegro de que te guste! Sí, hay personas que en lugar de apoyarte cuando más lo necesitas, parece que están esperando esa oportunidad para poder hacerte sentir peor. Es triste, pero es así. Y yo también espero que algún día el karma se la devuelva…;)
    Besos

Dime qué piensas!