Cuento de los tres cerditos que sorprende por su formato. ¿Es esto posible? ¿es posible sorprenderse con un cuento ya clásico? Sí, y éste cuento es la prueba de ello.

Ilustraciones sencillas, bueno, de hecho…de hecho sólo aparecen cuatro elementos en él. Los tres cerditos, el lobo y una escalera. No hay más, ni siquiera paisaje, siemplemente dos fondos, uno amarillo y otro naranja, que jugarán también su papel en la historia. ¿Cómo? Sí, que el hecho de que el fondo tenga dos colores diferentes tiene también su motivo y su importancia.

Cuento sin palabras ni texto por lo que habrá que prestar atención a los gestos y expresiones, oportunidad ideal para fomentar en los niños el arte de la observación de los detalles. Además, al no tener palabras, fomentamos el crearlas nosotros mismos. ¿Cuantas historias diferentes podemos crear a partir de las mismas ilustraciones? Al no tener letras,el niño se siente más animado a contar la historia a su manera, sin ceñirse a una trama concreta.

Pin It on Pinterest