Título: Dragones. Manual de instrucciones

Autores: Alice Brière-Haquet y Mélanie Allag

Editorial:Picarona

Número de páginas: 32

Edad recomendada: A partir de 3 años

Sinopsis: Tener una mascota es una gran responsabilidad. ¡Especialmente si se trata de un dragón! Ya sabemos que al principio todo son sonrisas e ilusión, pero ¿ya has pensado qué harás si se le antoja comerse un caballero a medianoche? ¿Y cómo te lo vas montar para bañarlo? Alice Brière-Haquet y Mélanie Allag saben lo complicado que es cuidar de una de estas adorables criaturitas con garras y colmillos afilados, por eso han escrito esta divertida guía que incluye consejos sobre cómo educar a tu dragón.

¿Qué niño no se ve atraído por los dragones? esos seres fantásticos que echan fuego y secuestran princesas, esperando hasta que un príncipe se atreva a luchar con ellos para rescatarla, esos seres, otras veces entrañables, cansados de ser siempre el malo de la película, como en este otro libro que os conté aquí, En este cuento no hay ningún dragón y otras veces, pasando desapercibidos y siendo confundidos con un lagarto como en No soy un…lagarto.

En esta ocasión, en este libro de la editorial Picarona, nos enseñan cómo cuidar un dragón, dándonos 10 consejos para ello,  desde el momento en que vamos a adoptarlo, dándonos consejos para no ser engañados recibiendo otra clase de animal en lugar de un dragón, pasando por contarnos cómo alimentarlo o cómo bañarlo. Un libro en clave de humor que seguro arrancará más de una sonrisa a niños y adultos, tiene poco texto, por lo que puede ser leído también por aquellos niños que estén aprendiendo a leer. Y para aquellos que ya saben escribir, ¿por qué no animarles a escribir un texto parecido pero relativo a otro animal o ser fantástico? que escriban diez consejos para cuidar a un elfo, a un unicornio o a un troll. Fomentando así su imaginación y desarrollando su expresión escrita.

Al final del libro encontraremos también una galería de dragones, en la que podremos ver algunos ejemplares de dragón, como por ejemplo el dragón Góndolo, que es italiano y adora los helados y los turistas o el dragón Nessy, que es realmente tímido y se esconde en lagos. Encontraremos también un Mercado de dragones, donde podremos comprar croquetas con sabor a príncipe o un champú para conseguir unas escamas con extra brillo.

Pin It on Pinterest