Ray es un niño que vive con su madre y su hermana, su padre está lejos pero muy presente en su vida. Se comunica con él mediante cartas en las que le relata sus aventuras y peripecias en el mar, le relata su día a día en el trabajo…y es que el padre de Ray no es como los demás padres, ¡es un pirata! Leer cada carta es toda una aventura que Ray comparte con sus compañeros de clase y su profesora, quienes se implican totalmente cada vez que el niño lee las cartas en el colegio. Por si esto fuera poco, él busca en internet “Instrucciones para convertirse en pirata” porque, por supuesto, para un niño de su edad, internet tiene las respuestas a todas y cada una de sus dudas. La familia de Ray es especial, peculiar, pero realmente, ¿qué familia no lo es? Su madre recorre la vida en su moto, despistada y muy alocada, pero siempre atenta y preocupada por sus hijos. Su hermana, ay su hermana, como todas las hermanas mayores a veces es un poco petarda y no entiende a su hermano, pero en el fondo Ray intuye que le quiere.

Instrucciones para convertirse en pirata es un libro con el que los niños aprenderán a valorar un poquito más a su familia, las personas que lo componen y los actos de amor no visibles del día a día.

Este libro lleno de aventuras hará fomentar la imaginación de los niños, ayudándoles a imaginar otras alternativas al día a día, soñando con viajes en barcos y aventuras piratas. Está recomendado para niños de ocho  años, la autora, Erika Zepeda es de origen mexicano, y aunque el libro ha sido adaptado al castellano de España para su publicación en este país, algunas de las palabras utilizadas en él no son habituales en el día a día de los niños. Pero lejos de tomarnos esto como un contratiempo, hemos de verlo como una oportunidad para incrementar el vocabulario de los niños. Muchos libros utilizan un vocabulario limitado al que se presupone conocen los pequeños, sin embargo, creo que los libros han de ofrecer también la oportunidad de ampliar el léxico. Nos servirá también para fomentar el uso del diccionario en los niños, animándoles a que busquen las palabras que no comprenden.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest