Una de las excursiones que considero esenciales para cualquier niño es una excursión a una granja, creo que hoy en día, no se suelen tener cerca animales (de granja o caserío) y los niños desconocen muchas cosas de ellos. Es una forma ideal para conocer cómo viven, qué comen, cómo son incluso; puesto que no es lo mismo verlo en fotos o vídeos que en vivo y en directo, también aprenderán de dónde vienen algunos de los alimentos que consumimos, en definitiva, es una salida educativa a la vez que divertida.

Hace ya más de un mes , decidimos ir a conocer el Centro de Interpretación  del vacuno de leche de Lacturale, que está en Arakil, Navarra, queríamos que los niños pudieran tener la oportunidad de ver de cerca las vacas y de dónde viene la leche que toman. Es un sitio muy cuidado, se nota que cuidan cada detalle al máximo para hacer que los animales disfruten de una buena vida allí. Te muestran desde los terneros pequeñitos hasta las vacas más mayores, cómo se extrae la leche, dónde la meten…Pero empecemos por el principio.

La visita comienza con una charla en la que se explican algunos detalles básicos sobre Lacturale, se muestran algunos de sus productos y se ven vídeos explicativos donde poder ver, por ejemplo, cómo se prepara a las vacas para los concursos y exhibiciones en los que participan estos animales, cómo nace un ternerito, cómo se recoge el trigo…sí, cómo se recoge el trigo, porque en los campos de alrededor siembran y cultivan el trigo que después comerán las vacas. Seguidamente conocimos a los animales más pequeños de la granja, los más jóvenes, que hicieron que se escapara más de un : ¡ooohhh! ¡qué monas!

Tras esto llegó el momento de dar de comer a las vacas, todos los niños disfrutaron mucho de este momento. Fue aquí donde nos dividieron en dos grupos: niños y adultos, todo un acierto, porque de este modo los adultos pudieron recibir una información más detallada y los niños una algo más resumida, con palabras más sencillas y acorde a sus intereses. además, la persona que acompañaba a los niños (yo elegí ir con los niños) era realmente paciente con ellos y se notaba que tenía experiencia con niños. Cada uno organizado ya en su grupo comenzamos la visita por las diferentes zonas del centro de interpretación.

Las vacas estaban organizadas y divididas según su edad y estado, es decir, las que se encontraban, por ejemplo, en sus primeros meses de embarazo y las que se encontraban en los últimos meses, estaban separadas. Vimos también cómo se extraía la leche de las ubres de los animales, mediante un sistema automatizado, todo controlado, quedaba registrado qué vaca había pasado, cuántas veces lo había hecho, cuántos litros había dado…se controla que cada animal no pase más de x veces al día, y son ellas mismas quienes deciden cuándo quieren pasar. Vimos también dónde se almacena el grano que comerán, grano, por cierto, sembrado y cultivado allí mismo. No tuvimos la oportunidad de ver nacer ningún ternero, pero en caso de que haya algún parto, se puede asistir al nacimiento de un animal, una oportunidad increíble para los niños.

Tras esta ruta por las diferentes zonas del centro de interpretación del vacuno de Lacturale, la visita acaba con muy buen sabor de boca, y es que los niños finalizan la visita tranquilamente, esperando comiendo un yogur a que sus padres acaben con la ruta. (No os preocupéis, después los adultos también tendrán oportunidad de degustar uno de los lactoyogures.)

El centro de interpretación del vacuno de leche de Lacturale es una de las ganaderías del grupo Lacturale adapatada para la realización de visitas guiadas. Es una experiencia en la que los visitantes trabajarán con los 5 sentidos para interpretar todo lo que ocurre en una ganadería; podrán tocar a los animales, darles de comer…La visita total tiene una duración de aproximadamente hora y media. Se divide en 8 zonas, y dependiendo del conocimiento previo y edad de los visitantes, se incide más en una zona o en otra:

  1. Centro de interpretación: Bienvenida e introducción.
  2. Nave de recría
  3. Almacenamiento de forraje
  4. Nave de producción
  5. Gestión de residuos (generalmente no se visita con niños, nosotros sí tuvimos la oportunidad de visitarlo)
  6. Lechería
  7. Báscula
  8. Foto final de grupo

Conclusión: tanto niños como mayores disfrutarán visitando el centro de interpretación del vacuno de Lacturale, aprendiendo en un entorno diferente, una experiencia muy recomendable y totalmente family-friendly.

Pin It on Pinterest