Que los unicornios están de moda no es nada nuevo, supongo que a nadie le pillará por sorpresa. Pero unicornios hay de todo tipo y libros sobre ellos, ídem. Óscar, el unicornio hambriento es un libro que engaña, al ver su portada tan llena de brilli brilli, uno podría pensar que se halla delante de otro cuento ñoño más, y nada más lejos de la realidad. Este libro de la editorial Picarona esconde una divertida historia que hará partirse de risa a los más pequeños. A mis dos hijos les ha encantado, tanto que el primer día que se lo leí, mi pequeñajo pequeño me pidió que se lo leyera de nuevo, y de nuevo, y de nuevo…cinco veces en total, y desde entonces, lo pide cada noche.

Pero ¿qué tiene de especial este libro? ¿Qué tiene de especial “Óscar el unicornio hambriento”? En primer lugar, la historia. Es una historia divertida, Óscar es un unicornio que siempre parece tener hambre, tanta que hasta se ha comido su propio establo y ahora no tiene dónde vivir. Y ahí dará comienzo la aventura de este libro, el unicornio comenzará entonces un peregrinaje en búsqueda de la casa perfecta, pero no será tarea fácil puesto que Óscar es el unicornio hambriento, y casa que encuentra casa que se come. Pero no se queda ahí, se come  la comida de los demás, incluso se come a un DJ…en su camino se encuentra con diferentes amigos: hadas, dragones…y se mete en algún que otro lío debido a su glotonería.

Y aquí es donde entra ese otro punto que os comentaba en el párrafo anterior: otro punto especial para este álbum ilustrado: los estereotipos. Porque sí, un libro sobre unicornios puede servirnos para luchar contra la infinidad de estereotipos que aún siguen existiendo hoy en día. Para empezar, Óscar es un unicornio, es macho, pero sin embargo, es de color rosa, y le atrae la brillantina, el brilli-brilli, le gustan las casas llenas de colores como el rosa, morado…es decir, fuera asignación de colores según el sexo. Es un chico y le gusta el rosa, usa el rosa, le encanta la brillantina, ¿y qué? no pasa absolutamente nada por ello. Además, a lo largo del libro podemos ver esta ruptura con los roles establecidos, como por ejemplo, cuando Óscar el unicornio hambriento visita a las hadas porque…también hay hados (hadas masculinas) y eso es algo que pocas veces se ve en la literatura infantil. Es un libro que trata con tanta naturalidad el tema, que los niños ni siquiera se fijan en ello, lo ven como algo totalmente normal.

Para finalizar con este post, no puedo acabar sin hacer mención a las ilustraciones y onomatopeyas (que plagan sus páginas). Las ilustraciones dicen mucho, no son simples acompañantes del texto sino que forman una parte realmente importante en la historia, mirándolas podemos completar la información que leemos. Las onomatopeyas hacen que al leer en voz alta la historia sea aún más desternillante. Un libro genial y divertido que encierra más de lo que podemos creer a simple vista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest