Llevaba un tiempo queriendo hacer unos puzzles para mis hijos, desde que el pequeñajo era pequeño de vez en cuando rondaba la idea por la cabeza. Quería hacerle algún puzzle con esos palitos tipo los de los helados, ¿sabéis a qué puzzles me refiero? Son puzzles DIY, puedes coger varios palitos de madera y dibujar en ellos un dibujo, pintarlo,y después el niño deberá unir los palitos para resolver el puzzle. Otra forma de elaborar el puzzle es encontrar una imagen, puede incluso ser una fotografía, pegarla en los palitos y ¡ya está! puzzle terminado, ¡a divertirse! parece sencillo, ¿verdad? sí, puede parecerlo, igual incluso lo es, pero nunca he conseguido sacar tiempo para hacerlo.

 

 

 

 

Son un buen recurso para llevar de viaje o para llevar en el bolso, puesto que no ocupan mucho espacio, cada escapada, verano, vacaciones, como decía más arriba, la idea volvía a rondar por mi cabeza, pero mi tiempo es realmente escaso y nunca conseguía hacerlo. Por eso, cuando fui a buscar un regalo (más bien dos regalos para dos niñas) para una niña y he visto esta cajita con estos puzzles, no he podido resistirme a comprarla, no eran caros y además…llevaba tanto tiempo con ellos fichados!

Este botecito no ocupa mucho espacio, es cómodo de llevar, y dentro contiene 18 palitos; es decir 6 puzzles diferentes. Cada palito está impreso por ambas caras, perteneciendo cada uno de ellos a un puzzle diferente. SIn embargo, si una de las caras pertenece al puzzle A, y la otra al puzzle B, todos los palitos del puzzle A, tendrán en su otra cara un fragmento del puzzle B, es decir, que si vamos a realizar una salida, una comida fuera de casa, una sala de espera de algún sitio…podríamos llevar tan solo seis palitos y tendríamos en realidad dos puzzles para montar. Excepto dos puzzles cuyos colores prinncipales son el azul claro, en el resto de puzzles prima un color diferente, con lo cual son fáciles de diferenciar los unos de los otros. Mi consejo es que con los niños más pequeños, separéis las piezas de cada puzzle, es decir, no le presenteis los 18 palitos pretendiendo que arme los puzzles, sino que los presentéis poco a poco, según vaya el niño adquiriendo destreza en ello. Está recomendado a partir de 24 meses.

Si os interesa ver cómo se hace este puzzle en versión DIY, podéis pasaros por estos blogs donde lo explican genial:

¿Conocíais estos puzzles? ¿qué os parecen? ¿os animaríais a hacer la versión DIY?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest